Fondo_Blog@2x
- EXPLORA -

Cómo llegar a la libertad financiera

0 Comentarios

Todos soñamos con independizarnos. Soñamos con no ser esclavos del trabajo, con no tener que depender del esfuerzo laboral diario para poder generar los ingresos suficientes para subsistir en un día corriente. Soñamos con tener la libertad de poder vivir con tranquilidad y sin afanes económicos.

 

Todos estos sueños tienen un nombre en particular, y se agrupan en un concepto financiero utilizado por muchos de los grandes escritores inmersos en el mundo de la economía y las finanzas. Se trata de la libertad financiera.

 

¿Qué es?

El término ‘libertad financiera’ se define como la capacidad de poder dejar de trabajar y seguir generando ingresos para poder obtener libertad de tiempo, movimiento y decisión. Se alcanza cuando los ingresos son superiores a los gastos, de modo que se puede gozar de suficientes medios como para llevar una vida satisfactoria y abundante desde el punto de vista económico. Es conseguir un estado en el que se vive alejado de las preocupaciones monetarias.

 

Puede sonar como algo difícil de lograr, sin embargo, la libertad financiera es un estado perfectamente alcanzable, solo que para conseguirla hay que idear y poner en práctica una estrategia concreta que te lleve a ello.

 

¿Cómo se consigue? 

 

Primero se debe aclarar un objetivo de vida y generar una disciplina. Luego, la estrategia crucial para alcanzar la libertad financiera consiste en crear un sistema diversificado de ingresos pasivos (distintos sectores o formatos, y varios, no solo uno).

 

Los ingresos pasivos se caracterizan por requerir poco o ningún esfuerzo para ganar y mantener, es decir, se encargan de trabajar continuamente mientras el dueño descansa. Funcionan en modo automático o semi-automático, aportan ingresos recurrentes y constantes sin necesidad de estar presente de forma física.

 

Por ejemplo:

  • El arriendo de un bien mueble o inmueble

  • Participar como socio inversor en una empresa

  • Formar un equipo de ventas de algún producto/servicio, para reservar un porcentaje o comisión de las operaciones que realicen los miembros

Después de la anterior presentación, muchos se deben estar preguntando ¿de dónde se obtiene el dinero para comprar los activos que van a producir los ingresos pasivos?


Hay varias formas. Primero está el ahorro (y para eso estamos nosotros en Ualet, para ayudarte a crecer tus ahorros). Otra modalidad para pagar esos activos es pedirle un crédito a un banco. Y aunque muchas veces se piensa que la deuda es negativa, si se hace bien, al apalancarse con una entidad financiera el rendimiento de la inversión será suficiente para pagar la cuota del banco y para agregar beneficios adicionales.

 

Ser libre financieramente es posible, solo se trata de que encamines tus pasos hacia esa meta y no te desvíes del camino. Y acuérdate de que con Ualet puedes dar un paso adelante para acercarte a la independencia económica.

Dejános un comentario

    Articulo relacionado

    Logos@2x
    - INFÓRMATE 🕹️ -

    Queremos conocerte, consentirte y que hagas parte de la nueva generación del ahorro

    #AceptaelDesafíoUalet y déjanos tus datos para que recibas contenido vigente, innovador y especializado, que te convertirá en el más de los más en cuestión de ahorro.